Otra manera de expresar compromiso social para la preservación del teatro como bien simbólico, es proponer actividades de formación que acerquen a ciudadanos en general y a jóvenes creadores en particular, a nuestros procesos de trabajo.

Talleres abiertos de expresión
y juegos escénicos

Dirigidos a cualquier ciudadano interesado, sin limite de edad ni experiencia previa, para dotarlos de herramientas lúdicas para enriquecer su vida personal y profesional, pero también para formar espectadores permanentes para las artes escénicas.

Laboratorios de creación escénica

Dirigidos a jóvenes teatristas con necesidad de formación continua, que tengan como premisa una escenificación, pero atendiendo procesos previos de indagación, exploración y seguimiento, para funcionar de manera colectiva a la manera de un taller.